lunes, 2 de enero de 2017

AXO, EL ALUPIO Y LA MONTAÑA 64 (La historia de una criatura humana(?) de ocho centìmetros.





En algunos ratos de ese sueño no confiable, el buitre había bajado al valle para traer alimentos diciéndole a Axo que no descuidara al inmortal, que no lo fuera a dejar huir porque entonces el esfuerzo hecho se perderìa. 
Comieron carne de venado,  preparada con leña algo verde que Rusos tenía amontonada detrás del jardín.
Cuando Rusos volvió en sí, después de tantas horas de sueño, el águila se puso alerta para no permitirle la huída, pero no pasó nada anormal. El inmortal bostezó largo y calmado, con los ojos tranquilos y la voz en paz, diciendo “Tengo mucha hambre. Ustedes quieren comer y acompañarme?”
Axo y el ave no contestaron……..Se miraron asombrados.
Todavía tirado en el suelo junto a las piedras còsmicas, Rusos recordó lo sucedido con el águila y el niño, y sonrió amistoso, mientras le ponía cuidado a su nuevo sentir.
Tenía las facciones suaves, la voz reposada y la mirada tranquila. Se alegrò como si no hubiera pasado nada y como si estuviera frente a viejos amigos. Se levantó despacio y ubicàndose junto a Axo después de cubrirse con una cobija que encontró en la hamaca. Le dijo. “Usted, jovencito se ha convertido en mi salvador y en mi eterno amigo porque me ha traido la luz, a la que le tenía tanto miedo…….. Miràndolo hace poco, sentí volcanes destructores en todo mi cuerpo, terremotos, temblores, huracanes. La vida se me fue por un rato y todo se oscureció. Fue una crisis a la que siempre le huí, porque presentìa como serìa de terrible.  Le tenía un miedo mortal a ese cambio…….. Y usted joven, con su sola presencia, ha logrado que un inmortal malo, se cambie a las cosas buenas del universo…….. Ahorita, en èste momento, siento paz y gozo infinito, aquello que la humanidad cree imposible conseguir. Tengo una luz brillante en el cerebro y la eternidad en el pecho. Se que puedo comunicarme con cualquier inteligencia del universo, que puedo estar en todas partes con solo desearlo, y que tengo poder sobre todas las cosas. . . Me he vuelto parte del grupo director del mundo y de los planetas……….. Muchas gracias noble joven por semejante favor que me ha hecho.
Con todo èsto, ya no seré mas el señor del tiempo oscuro.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada